INSTITUCIONES ACTIVIDADES GALERÍA CONTACTO

Reseñas
Extrabases y Boys & Girls Club

Take me out to
The Runway

Gran noche de moda Celebridades y el desfile

>Reseñas y Galería<

Carlos Delgado

Carlos Juan Delgado Hernández nació el 25 de junio de 1972 en Aguadilla, Puerto Rico. Desde pequeño demostró tesón, determinación y liderazgo en todas las facetas de su vida, pero especialmente en el deporte del béisbol.Llevado de la mano de su padre, Carlos “Cao” Delgado, Carlos comenzó la difícil tarea de aprender a batear a la zurda. Y no sólo aprendió a batear, sino que su poderoso bate ha castigado los lanzamientos de todos los lanzadores a los que se ha enfrentado, como primera base de los Azulejos de Toronto en las grandes ligas, en Puerto Rico con los Senadores de San Juan, y en todos los equipos donde ha militado.

Carlos nunca olvida sus raíces en las calles de Aguadilla, Puerto Rico. Conoce de primera mano los problemas sociales que aquejan a Puerto Rico y otros vecinos países y tiene un deseo genuino de aportar a la solución de estos problemas, en especial aquellos que afectan la vida de los niños y jóvenes. Esta voluntad de hacer una diferencia fue lo que motivó a Carlos en el 2001 a fundar la organización sin fines de lucro “Extra Bases, Inc.”, entidad sin fines de lucro con base en Aguadilla, cuyos trabajos de bienestar social llegan a países tan lejos como Canadá, Estados Unidos y Venezuela, entre otros.

Extra Bases, Inc. inicia operaciones con una aportación  personal de Carlos ascendente a $100,000, cantidad que aporta anualmente para garantizar la liquidez de la organización. En diciembre de 2001 produjo por primera vez el evento “A Palo Limpio” (la segunda edición fue en el 2003), una competencia de cuadrangulares que contó con la participación de estrellas de las
Grandes Ligas como Juan “Igor” González, Shawn Green, Troy Glaus, Carlos Beltrán y José Vidro, entre otros. “A Palo Limpio” logró recaudar sobre $80,000 que le fueron entregados a instituciones benéficas como el Hospital del Niño, la Fundación San Jorge, el Centro Ayani, la Casa Juan Bosco y el Hogar Jesús de Nazareno, entre otros.

A través de la organización Extra Bases, Inc. y en su carácter  personal, Carlos Delgado también ha aportado miles de dólares a diferentes organizaciones y causas en Puerto Rico y otros países. En 2001, después que los ataques terroristas del 9/11 sacudieron la ciudad de Nueva York y Washington, Carlos donó $50,000 al fondo de los policías y bomberos de la ciudad de New York.Recientemente, a través de su seguro de vida, realizó una donación de $1 millón a la organización canadiense de las Olimpiadas Especiales.

Por otro lado, Carlos también ha concentrado los esfuerzos de su organización en la isla municipio de Vieques. Ahí ha realizado donaciones personales ascendentes a $50,000 para los niños, a quienes además les ha ofrecido clínicas de béisbol y charlas en las escuelas. Ha auspiciado diferentes actividades del “Festival de Reyes de Vieques”, que a su vez le ha reciprocado su generosidad al nombrarlo Padrino en cuatro ocasiones, tres de ellos en años consecutivos. Además, apoyó la causa para el cese de las prácticas militares de la Marina con sendos anuncios de página entera en los prestigiosos diarios New York Times y Washington Post.

En Aguadilla, Carlos se ha comprometido para que el hospital local pueda beneficiarse de los conocimientos de uno de los hospitales más prestigiosos de los Estados Unidos mediante un programa de telemedicina. Hace una aportación personal de $50,000 al año por cinco años – para un total de $250,000 – que ha hecho posible establecer un programa de teleconferencias/ telemedicina en vivo, para que los médicos del Hospital Buen Samaritano de Aguadilla puedan interactuar y aprender nuevos procedimientos de los doctores del Massachusetts General Hospital.

Carlos Delgado y la organización Extra Bases, Inc. han hecho una diferencia  en la vida de muchas personas, porque ese es el fin de la organización y la meta personal de CarlosDelgado… un hombre de Puerto Rico… ¡un puertorriqueño para la historia!

Auspiciadores